¿Puedo utilizar cualquier carácter como parte del nombre de mi dominio?

¿En qué podemos ayudarte?

El nombre del dominio debe ser una concatenación de caracteres pertenecientes al alfabeto definido por las letras del abecedario «a» a «z» (sin acentos, diéresis, ni «ñ»), los dígitos «0» a «9» y el carácter «-» (signo menos). El resto de los caracteres no pueden formar parte del nombre del dominio.

En síntesis, estas son las reglas que rigen la formación de nombres de dominios:
Sólo pueden usarse letras, números y guiones (-)
No puede empezar ni terminar por guión
No se permiten letras acentuadas
No se permiten espacios
No se permiten eñes
No se permiten subrayados
63 caracteres
No se distingue entre mayúsculas y minúsculas.